Vídeo de boda en Córdoba / el resto de la vida - Jairo Milla Videógrafo
En la sencillez nace lo complejo y desde los sentimientos, las acciones. Desde nuestro primer encuentro Juan y Marta me desvelaron quienes eran y lo que sentían. Dos personas sin poses ni adornos, claros y sinceros, de los que con diez minutos puedes conocer como desde siempre, y que me demostraban sin decirlo lo enamorados que estaban uno del otro. Con personas así es un placer disfrutar de un día tan especial para ellos, sus familias y amigos, como el día de su boda. El sol de Mayo dejaba un cielo claro y despejado en Córdoba, para que luciera un azul intenso sobre la iglesia de San José y Espíritu Santo, donde Juan y Marta ya habían soñado en encontrarse vestidos para la ocasión. La novia llegaba esplendorosa en un deslumbrante coche de época y agarrada del brazo de su padre, subía la escalera que llegaba a la iglesia. Dentro, Juan esperaba impaciente ver llegar a la sonrisa que le contagia alegría y emoción. En la ceremonia estuvieron rodeados de sus familiares y amigos más queridos y llegó al momento álgido del "si quiero", donde una vez más los ojos de Juan y Marta brillaban fuertemente. Tras una nube de arroz, besos y abrazos, el sol bajó tras el río y la Mezquita para dejarnos una luz mágica que nos permitiría capturar bellas imágenes junto a los novios. El día se acababa pero la noche empezaba y con ella la preciosa celebración que estaba preparada en Cortijo Dos Fuentes, sin duda un lugar con mucho encanto del que todo el mundo pudo disfrutar de una gran cena con diversión y emoción una fiesta final apoteósica. Las palabras de Juan y Marta me dejaron el guión perfecto y el magnífico día las mejores imágenes para contar uno de los mejores días de su vida. Muchas gracias a los dos por incluirme en un recuerdo imborrable, un recuerdo...para el resto de la vida. Atentamente, Jairo
Vídeo de boda en Córdoba
387
single,single-post,postid-387,single-format-video,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-2.3.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.3.5,vc_responsive

Vídeo de boda en Córdoba / el resto de la vida

En la sencillez nace lo complejo y desde los sentimientos, las acciones. Desde nuestro primer encuentro Juan y Marta me desvelaron quienes eran y lo que sentían. Dos personas sin poses ni adornos, claros y sinceros, de los que con diez minutos puedes conocer como desde siempre, y que me demostraban sin decirlo lo enamorados que estaban uno del otro.

Con personas así es un placer disfrutar de un día tan especial para ellos, sus familias y amigos, como el día de su boda. El sol de Mayo dejaba un cielo claro y despejado en Córdoba, para que luciera un azul intenso sobre la iglesia de San José y Espíritu Santo, donde Juan y Marta ya habían soñado en encontrarse vestidos para la ocasión.

La novia llegaba esplendorosa en un deslumbrante coche de época y agarrada del brazo de su padre, subía la escalera que llegaba a la iglesia. Dentro, Juan esperaba impaciente ver llegar a la sonrisa que le contagia alegría y emoción.

En la ceremonia estuvieron rodeados de sus familiares y amigos más queridos y llegó al momento álgido del “si quiero”, donde una vez más los ojos de Juan y Marta brillaban fuertemente.

Tras una nube de arroz, besos y abrazos, el sol bajó tras el río y la Mezquita para dejarnos una luz mágica que nos permitiría capturar bellas imágenes junto a los novios.

El día se acababa pero la noche empezaba y con ella la preciosa celebración que estaba preparada en Cortijo Dos Fuentes, sin duda un lugar con mucho encanto del que todo el mundo pudo disfrutar de una gran cena con diversión y emoción una fiesta final apoteósica.

Las palabras de Juan y Marta me dejaron el guión perfecto y el magnífico día las mejores imágenes para contar uno de los mejores días de su vida.

Muchas gracias a los dos por incluirme en un recuerdo imborrable, un recuerdo…para el resto de la vida.

Atentamente, Jairo

No Comments

Post a Comment