Jairo Milla Videógrafo | Videógrafo de boda de Ismael y Virginia
Vídeo de boda civil en Córdoba
Videógrafo de boda
622
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-622,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-2.3.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.3.5,vc_responsive

 

Ismael y Virginia llevaban visualizando mucho tiempo este día. Querían dar lo mejor y celebrar su amor pero siempre con una profunda personalidad propia, única, como ellos mismos se describen.

Eligieron el Hotel Alfaros y las instalaciones del Castillo de la Albaida (Córdoba) para sus preparativos, el mismo lugar que luego serviría para el enlace y celebración posterior.

Ambos tenían claro qué escoger y elegir, y no se dejaron ningún detalle suelto. Ismael eligió un traje con chaleco de la marca Silbon, pero sin corbata, para dar un estilo propio más desenfadado.

Virginia, por su parte, lució un vestido Jose María Peiró for Whiteday y su peinado corrió a cuenta de Teresa Tapias.

El lugar del encuentro no podía ser más idílico para una boda en Córdoba. A la falda de la preciosa sierra cordobesa, con la ciudad de fondo y arropados por las montañas, lució una preciosa boda de tarde con una emotiva ceremonia civil, donde amigos y familiares provocaron risas y alguna lágrima también.

Todo estaba rodeado de innumerables detalles tanto en la ceremonia como en la gran celebración, a cargo de la fabulosa gente de Wedding Planner Quiero Quiero y Decoración Floral Andaluflor.

Como videógrafo de boda, me encontraba en el mejor escenario y con los mejores protagonistas, así que apenas tenía que dejarme llevar para buscar los rayos de luz que me dejaran las imágenes que a partir de ahora, acompañaran sus vidas.

Una gran cena con un gran ambiente y muchas muestras de cariño, dejaron a la iluminada ciudad como telón de fondo de una fiesta que tuvo de ambiente andaluz y junto a la gran ambientación de Mymusic.

Una vez más, solo puedo dar la gracias por escogerme para vuestro vídeo de boda, y sentir el privilegio de hacer revivir los momentos únicos de un día inolvidable.