Videógrafo en Córdoba
Vídeo de boda en Córdoba. Editado en la celebración. Jairo Milla Videógrafo
Videógrafo de Bodas
398
single,single-portfolio_page,postid-398,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-2.3.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.3.5,vc_responsive

 

Cuando hablé con Antonio y con Bárbara me dijeron que ellos no eran de expresar sus sentimientos ante los demás, que eran muy vergonzosos, y que entre ellos ya sabían lo que sentían mutuamente, pero a la vez, me pidieron que montaje un vídeo el mismo día de su boda para proyectarlo en la celebración. Así que el día de antes me senté pensativo y a la vez descolocado pensando en qué haría el día de la boda.

Bueno lo primero que me encontré cuando conocí a esta pareja fue a dos jóvenes guapos y activos, artistas de profesión, pues los dos son bailarines profesionales, y con un entorno precioso en el casco antiguo de Córdoba, así que todos los elementos se juntaban para hacer una película preciosa. Pero algo seguía metido en mi cabeza, Antonio y Barbara parecía que iban a subirse un día más al escenario pero esta vez en su propia boda, solo eso, y yo sabía en mi interior que eso no era así.

Así que no desistí y por fin descubrí el tesoro que buscaba.

El día se levantó nublado dejando una preciosa luz suave. Para Antonio todo eran nervios, lo esperábamos en casa de sus padres mientras él llegaba retrasado, pero la espera valía la pena y se preparaba ante nosotros cual torero antes de ir a la plaza.

Bárbara miraba por su ventana con las vistas de la preciosa Plaza del Potro en pleno casco antiguo de Córdoba, tranquila y rodeada de familia y amigos. A medida que se preparaba iba reluciendo cada vez más como un brillante al que se le da brillo. Llena de nervios, elegancia y belleza me dejaba ver el tesoro que yo buscaba, el de los sentimientos, junto a las geniales chicas de The Fifty Moments

El íntimo enlace en la Iglesia de La Paz en San Basilio y la gran celebración en la preciosa Bodegas Campos, hicieron que el día fuera perfecto.

Y yo pude disfrutar de ver reflejados en las imégenes los sentimientos y el amor que buscaba, todo un honor para mí.

De corazón os deseo que bailéis y bailéis juntos para siempre.

Con cariño, Jairo